Comunicado de prensa


07/09/2010 - SENTENCIAN A 32 AÑOS DE PRISIÓN A EL “CHINO MARISCOS” Y A UNO DE SUS CÓMPLICES

Francisco Javier Dueñas Franco, alias “El Chino Mariscos”, quien fue detenido por agentes de la Procuraduría de Justicia del Estado, en julio de 2007, tras su presunta participación en dos secuestros y varios homicidios, fue sentenciado a 32 años y 3 meses de prisión, por uno de los asesinatos.

Esa condena también le fue impuesta a Jesús Feliciano González Gómez, apodado “El Chuy”, quien fue aprehendido junto con “El Chino Mariscos”.

La División de Control de Procesos de la Procuraduría de Justicia del Estado, informó que dichos sujetos fueron encontrados culpables de la muerte de Luis Roberto Fernando Villegard Cañedo, de 59 años, registrada el 14 de enero de 2007, en el cruce de las calles Axayácatl y Palenque, en la colonia Jardines del Sol, en Zapopan.

Villegard Cañedo fue muerto en el interior de un vehículo Ford Taurus, blanco, modelo 92, placas JEX-1182, de varios impactos de arma de fuego en tórax y piernas. En el lugar de los hechos se aseguraron 7 casquillos calibre 380, así como un vehículo Pontiac Trans Am, blanco, modelo 99, placas DNE-6230, abandonado en el exterior del hotel Crown Plaza, localizado en la avenida Mariano Otero y la calle Cuauhtémoc, identificado como en el que viajaban los presuntos agresores.

Las pesquisas del caso revelaron que “El Chino” mariscos era el líder de un grupo delictivo y se encargaba de ordenar asesinatos, principalmente al también sentenciado Jesús Feliciano González, “El Chuy”, y a su sobrino José Gerardo Ruiz Gómez, quien aún se encuentra bajo proceso.

El móvil de los crímenes se debió en su mayoría a venganzas por adeudos de droga y según lo que dijo “El Chino Mariscos”, él recibía alrededor de 70 mil pesos por cada hecho, de los que le pagaba a “El Chuy”, diferentes cantidades, que iban desde los 10 mil a los 20 mil pesos.

La detención:

“El Chino Mariscos” también fue identificado como cabecilla de una banda de secuestradores, que presuntamente plagio a una mujer de 29 años y a su hija de 4, por las que se exigían en principio 3 millones de dólares como rescate.

Por tales hechos, dicho sujeto así como los otros dos aquí ya mencionados, fueron aprehendidos en julio de 2007, por agentes de la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro de la Procuraduría de Jalisco.

En las investigaciones, en la cual participaron agentes de la División de Homicidios Intencionales, se detectó su relación con alrededor de 5 asesinatos y, que contaba con dos órdenes de aprehensión por homicidio calificado y tentativa de homicidio calificado.


En la muerte de Fernando Villegard Cañedo,
Jesús Feliciano, alias “El Chuy” aseguró que no fue él quien disparó, pero reconoció que estuvo vigilando los movimientos del sujeto, los días previos al homicidio. Asimismo, el delincuente reconoció que se disfrazaba de jardinero o lavacoches para merodear los lugares en los que residían sus víctimas y luego “ejecutarlas”.

A la banda se le aseguró una subametralladora Ingram, calibre 9 milímetros, y un Tsuru color gris, con placas del Distrito Federal, utilizado por
“El Chino Mariscos”.

La sentencia contra “El Chino Mariscos” y su cómplice, quienes tienen otros procesos pendientes, fue dictada por el Juzgado Noveno de lo Penal, dentro del expediente 180/2008-A.