Descripción:

Es un escudo de forma italiana y cuartelado en cruz.

En el cantón diestro del jefe se observa una figura femenina que porta indumentaria de la mujer nativa.

En el cantón siniestro del jefe se aprecia un paisaje donde destacan, en primer plano, una cruz atrial y una construcción religiosa que tiene como fondo un cerro, el Volcán de Fuego y el Nevado tras de los cuales se asoman los rayos del sol.

El tercer cantón tajado presenta, en primer término, un grabado con motivos prehispánicos; y en la otra subdivisión ostenta unos surcos, la figura de un bovino y la silueta de una factoría.

En el cuarto cantón se aprecia la figura de un danzante y, al fondo, un patol de cocos adornado con diversos productos de la tierra así como una pieza tejida sobre la que se obervan un tamborcillo y una flauta de carrizo.

En la bordura ostenta cuatro rosetones entre los que se lee: TUXPAN PUEBLO DE LA FIESTA ETERNA.

Siguiendo el contorno del escudo se observa la figura de un cordón franciscano.

Por timbre ostenta las figuras de tres conejos, uno de frente y dos de perfil, que descansan sobre una figura estilizada de color azul que también se encuentra en los flancos y debajo de la punta del escudo.

Soportando el conjunto alegórico un listón que lleva grabado el nombre de la municipalidad.

Significado

La figura femenina que aparece en el primer cantón porta prendas de vestir típicas de este municipio como lo es el blanco joloton chico para vestir y el albo joloton grande para cubrirse la cabeza, el cual se usa de una manera muy particular que a continuación se describe: en la bocamanga del lado izquierdo se introduce la mano y el lado derecho de esta prenda va sobre el brazo. La otra prenda que se aprecia es la sabanilla la cual va sostenida por una faja de lana. Todas las piezas de vestir descritas aún se elaboran en Tuxpan.

En el segundo cantón destaca, en primer término, la monumental cruz atrial franciscana que data del siglo XVI, la cual descansa sobre un basamento de aproximadamente dos metros y medio de altura y en sus cuatro lados muestra relieves de los símbolos franciscanos: las cinco llagas, cruces entrelazadas y flores, así como un cordón franciscano bordeando dicho basamento.

Como fondo de este monumento se aprecia, en tonalidades verdes, la silueta del cerro llamado Cihualpilli, vocablo que en náhuatl significa "Señora".

Luego se ve el majestuoso Templo Parroquial con su cúpula, todo el conjunto es obra del ilustre tuxpanense don Apolonio Contreras García, quien la inició en enero de 1895 reforzando los cimientos y levantando un juego de doce columnas con sus respectivos contrafuertes, además se construyeron los seis arcos y las cinco bóvedas en el cuerpo del templo. La fachada actual se inició en la época del señor cura José Larios Guzmán, 1975-1976, quien la complementó con sus dos vetustas torres enchapadas con cantera gris.

Dentro de dicho templo existen esculturas del afamado tuxpanense don Brígido Ibarra González y pinturas del también tuxpanense Víctor Campos Sánchez; asimismo en el altar mayor de cantera rosa se encuentra la hermosa y venerada imagen del Señor del Perdón, escultura del siglo XVI.

En la parte posterior del templo descrito se encuentran, como fondo, las siluetas de los colosos volcanes de los cuales uno se aprecia activo y humeante y el otro inactivo. En este paisaje se plasmó uno de los símbolos a nivel regional: el Volcán de Fuego y el Nevado.

En el tercer cuartel se aprecia, en primer término, un marco decorado por grecas inspiradas en piezas de cerámica encontradas en una tumba prehispánica, localizada en octubre del año de 1955 en la segunda calle de Francisco I. Madero; y en medio de las cuales se ven unas huellas humanas que significan el paso de los toltecas por esta región, en el año de 627 de la era cristiana, también se observa una nativa tejiendo algodón, evocando la actividad de la mujer tuxpanense de antaño que se dedicaba a la elaboración de diversos tejidos, y la figura jeroglífica de Jalisco reafirmando que la referencia es a Tuxpan, el de Jalisco. Lo anterior en virtud de que en otras entidades del país existen municipios que ostentan la misma denominación.

En la otra subdivisión se ve lo actual de Tuxpan, sus actividades económicas, de abajo hacia arriba el Tuxpan agrícola, simbolizado por los surcos; el Tuxpan ganadero, representado por la silueta de un bovino; y el Tuxpan industrial, por la silueta de una fábrica (la de papel ubicada en la localidad de Atenquique).

En el último cuartel se aprecia la figura de un integrante de la danza más representativa de Tuxpan, como es la de "Los Sonajeros", que han sido campeones nacionales en 1935, 1939, 1980 y 1981. Al fondo se ve una figura de un patol de cocos adornado éste con diversos productos de la tierra. Dicho patol forma parte de las más importantes festividades religiosas de este legendario pueblo de Tuxpan, que eran y son ofrendas a dichas deidades; abajo del patol se ve un tamborcito y una flauta de carrizo, instrumentos musicales de la danza de Los Sonajeros y símbolo de nuestra música prehispánica, evocando que desde entonces Tuxpan es tierra de músicos, como antecedente de la herencia cultural de sus antepasados.

La leyenda inscrita en la bordura alude al hecho de que Tuxpan es conocido como "el pueblo de la fiesta eterna" debido al gran número de festividades que se celebran durante el año.

El cordón franciscano que rodea la bordura del blasón es el recuerdo afirmativo de la obra evangelizadora que esta orden religiosa realizó en Tuxpan.

Los tres conejos que aparecen sobre el escudo representan el significado del nombre del municipio porque, según el estudio etimológico de don José María Arreola, Tuxpan significa "lugar de conejos situado arriba del río".

Las cuatro figuras decorativas de color azul, situadas en los cuatro extremos del escudo, significan la abundancia de agua en la población debido a la cercanía del río Tizatirla.

Por debajo de todo el conjunto del escudo se observa un listón donde aparece el nombre oficial de la municipalidad:"TUXPAN, JALISCO".

Lema

Tuxpan el pueblo de la fiesta eterna.

Autor

El diseño del escudo estuvo a cargo del señor Miguel Ortiz Vázquez.

Fecha de Aprobación

El blasón se aprobó el día 18 de mayo de 1986.

Fuente:

  • H. Ayuntamiento de Tuxpan, Jalisco 1992-1995.

Créditos:

Centro Estatal de Estudios Municipales; Gobierno del Estado de Jalisco.